A VECES.


 

 

A veces, como pájaro perdido en medio del invierno

La soledad llega por las calles del pueblo

Y hace nido en la frisa del poncho de castilla

 

Oscurece las ventanas de la última cantina

Y cuenta el nombre de amigos que fueron

Tras el funeral de la fantasía

Entibiando la copa con sus propias manos

Tal vez, jamás volverán a revivir ilusiones

Fugadas en el relincho de la escarcha

Que ha detenido su galope en el portón

Donde susurramos algún poema

 

Marchitando la botella se ha ido

Sin inventar un brindis de despedida

A las tardes del estío

O al día en que nos fuimos a buscar el sonido de las hojas.

Me dice al oído

Ha llegado el tiempo de pensar en nuestro propio tiempo

Volver con un ramo de luciérnagas

A estas calles insomnes

Para que los charcos nos acerquen más al cielo

En el luminoso reflejo de la Luna

 

De volver los ojos hacia adentro

Revisar perfiles de piel endurecida

Beber en la copa de luz

El firmamento alcohólico de olvido

Para amanecer embragados de recuerdos.

 

 

 

|

Comentarios

Escribe un comentario

¿Quieres usar tu foto? - Inicia tu sesión o Regístrate gratis »
Comentarios de este artículo en RSS

Comentarios recientes

Cerrar