PARA MATAR LA NEUROSIS

PARA MATAR LA NEUROSIS

 

 I.- 

Te advertí

De mi esencia extraña

No confiable

Oscura para el brillo

Nocturno

De amaneceres

Que fraguas en tus ojos.

 

Te advertí que el deseo

Se diluye en el sendero

Al vacío  impuro

Acosado de herrumbre

Y espacio.

 

 

Mis labios

Se hunden en el nido de tu cuerpo

Entibias mis huesos amargos

En la dulzura de tu sangre

Que bebo hasta la última gota

Desde el cáliz

Extraviado en tu forma

De polen y nostalgias.

 

No soy Werther

Ni otro amante dispuesto

A volar sus sienes

He sido  el común

De los mortales

Mordiendo

En las cimas de tus pechos

El brote subterráneo del dolor

Péndulo infatigable

Alborotando

Este camino mío

A ningún lado.

 

 

No te importó

La posible caída al abismo

Que te arrastraba

En mi hipócrita neurosis

Porque así indicaban las cartas

Del tarot

Que revisamos en una tarde

En que el deseo nos había

Dado un tiempo libre.

 

Mi propósito

Era hablarte en otro tono

Ser coloquial

Como se usa en la poesía de hoy

Y ya ves

Este romanticismo modernista

Se ha pegado

A mi palabra

Y a los cuadernos

Donde hilvano un viejo ropaje

Del que ha sido imposible

Desprenderme

Y ha servido

Sólo para desesperar

Doctores del canto.

 

Me dije que algunas cosas

Había que decirlas claramente

Para que no hubiera duda

Cada vez que te huelo

Soy Edipo sin remordimientos

Y aunque no vea

El aroma del celo

Lo palpo

Lo ingiero voluptuosamente

Detenido en mi lengua,

Locura alcohólica

Que me asiste el alma

Y arranca los ojos

Para espantar la conciencia,

Porque el deseo

Se ajusta plenamente al goce

Como cópula

Donde arcilla y  manos

Son la misma palabra..

 

Te advertí

De todo lo otro

Naufragios marginales

Peste del desamparo

Incubada

En el corazón de la urbe

Prohibida al propio corazón

Y a tus ojos impenetrables

A tu oído oloroso

Y ardiente

Expuesto exclusivamente

A mis quejas.

Fue mi culpa

No haberte dicho

Mi existencia de arena

El círculo de la tierra

Repetido infinitamente

Entre mis brazos,

El rocío vivo en mis venas repartido

En cuatro direcciones del orbe,

Pretendo ser extenso

Sobrepasar  límites

De esta piel discreta

Lanzar mi ceniza latiente al infinito

Para que la brisa del verano

Se descuelgue

En los desiertos y renazca

Como lágrima

Para refrescar la voz

De los que nunca volvieron.

 

No es un asunto de culpa

Ni siquiera de desgano

Bruma  quizás

Expresiones de tu rostro

Levedad alzada en tu carne

Apenas

Un puñado de milagros

En la hora del encuentro,

No soy

El que imaginas

Tu lo sabes

No haría cualquier cosa

Por ti

Aunque te ame

Pude vivir

Y puedo seguir haciéndolo

Sin el vital roce

Dese ritmo cadencioso de la vida

Haciendo nido en tus manos

Devolviendo el paraíso

No puedo

Pensar que el mundo  se reduce

Al tálamo mudo

Más allá

De nuestros propios límites

Y por favor no  pienses

Que estoy loco

O tonto grave

Se me ocurrió últimamente

Lucubrar sobre distancia y tiempo

Entonces

Debemos partir de nosotros mismos

Lo que somos

Cuerpo y espíritu

Nada más que eso

Para que el tacto trascienda

Al goce opaco,

Si tu quieres viramos la existencia

Entregando

Todo lo que está presente en el crecer

De este limitado universo.

 

 

II.-

 

Tal vez ocurre

                    en algún lugar del mundo

La sencilla costumbre de estrechar la mano

O mirar tenuemente a los ojos

Y decir

Sin prisa buenos días

 

Quizás

 Ocurra en alguna calle oculta

De un poblado sin nombre de África

O en el último confín de la Amazonía

Como debe haber ocurrido en Rusia algún día

Que un vecino

                          ha llamado a su vecino

En un  largo  verano de Islandia

O en la breve noche de una ignorada isla

De la Oceanía

Debe haber ocurrido

Que amaramos por amar sin condiciones y

Sin morir crucificados

O que no haya dado miedo el sueño eterno

Si al morir amando se llegare.

 

El mundo

No es mayor al barrio de mi calle

Donde las voces   multiplican  este universo

Mi mundo debe ser igual a todo el mundo

Para que tu voz y mi voz 

Se diluyan en áspera materia.


|

Comentarios

Escribe un comentario

¿Quieres usar tu foto? - Inicia tu sesión o Regístrate gratis »
Comentarios de este artículo en RSS

Comentarios recientes

Cerrar