PROPIO CENTRO.


Parecieran inútiles

estos pájaros invisibles

desvaneciéndose 

tras la cortina de los ojos

sin propósito

intangibles 

como tu piel firme sobre el pecho,

tal vez, milagro,

Luke Skuwalker dió fin

a su angustia existencial

o el paraíso se derrumó

con el orgasmo edénico

martirio de pecadores habituales,

siempre los hubo a pesar del Santo Oficio,

en fin,

tal confusión

cierra la puerta del entendimiento

todo

porque el bardo pertinaz

arremolina la palabra

en su propio centro.

|

Comentarios

Escribe un comentario

¿Quieres usar tu foto? - Inicia tu sesión o Regístrate gratis »
Comentarios de este artículo en RSS

Comentarios recientes

Cerrar