BLUE PARA UNA CIUDAD IMAGINARIA. V.-


V.-

 

Te empeñas en conjugar minutos estúpidamente

Como si no existiera un coro de fantasmas

Rodeando la edificada fatiga de la city

Olvidas

Que la Flor del Inca extravió su corola

En un pretérito imperfecto

Y fue

Como si el verbo hubiere tornado cenizas.

Tangenciamos este castigo

En el reflejo de la herida de tus calles

Alucinando vivencias de otras dimensiones

Desta realidad citadina

¿Quién detendrá los corsarios de tus ríos interiores

               hechizados por el brillo de la muerte?

Pareces harapienta Circe

Inventada por mi madre en juegos infantiles.

¿Quién puede decir a dónde reptan

Sus angustias de bestias heridas?

(Leer más)

A VECES.


 

 

A veces, como pájaro perdido en medio del invierno

La soledad llega por las calles del pueblo

Y hace nido en la frisa del poncho de castilla

 

Oscurece las ventanas de la última cantina

Y cuenta el nombre de amigos que fueron

Tras el funeral de la fantasía

Entibiando la copa con sus propias manos

Tal vez, jamás volverán a revivir ilusiones

Fugadas en el relincho de la escarcha

Que ha detenido su galope en el portón

Donde susurramos algún poema

 

Marchitando la botella se ha ido

Sin inventar un brindis de despedida

A las tardes del estío

O al

(Leer más)

SEMÁFORO.

He recogido mis publicaciones del baúl de los escritos añejos pero con la sorpresa de encontrar  trabajo que me gustan.

 

 

Imaginario torrente

Atrae des del otro lado de la calzada

Cuando el hombre navega

Las venas de la urbe

Sin saberlo

Envejece en cada golpe de remo

 

La ciudad envejece también

En cada parpadeo del semáforo

Que suma nuestro tiempo

Como viejo contador dormido en el aire.

CUERPO SELVA


Trasparente presencia,  oceánica selva,

donde la piel madura como orquídea verde

bajo el llanto hacedor de substancia.

Sinfonía abierta estremece

la ósea transparencia del viento

y una lluvia

desborda llanto

entre  silencio y  silencio

en la pendiente andina de tus senos

Lunas errabundas emergen

allí donde se desliza el torrente de mis besos.

HUBO TIEMPO

En Quirihue

Hubo tiempo

Para deshojar esquinas

En la plaza

Inventábamos futuros errantes

Orbitando inútiles sueños

Explorando un breve gesto

Una mirada

Oculta en las palmeras

Porque

Hubo tiempo

DEL RECUERDO


Abrir página tras página

tal las  hojas se abren en otoño

trenzando el tiempo,

urdiendo cadenas sobre el verbo,

palabra que es todas las palabras,

allí donde el polvo baila

en cada paso alrededor del caminante,   

dominios solares

una pizca apenas

un aliento

y esta tierra muerta vive

envuelta en pretéritas fantasías

lejano candil

cruzando amaneceres

en vastas praderas del recuerdo. 

OSCURA JORNADA.


Oscura senda marca esta jornada 

luto del cielo,

de todos los cielos

donde Dios no tiene espacio

para un trono embargado pretéritamente,

pobre diablo deambula exiliado,

homeless, okupa indeseable,

terrorista, a los ojos de Wall Street,

fundamentalista antisistémico,

machacado por la guardia civil en

alguna calle de Madrid

donde los cardenales

pusieron precio a su cabeza.

Mientras tanto,

luciérnaga escurridiza

me quitas la luz que necesito. 

VIAJE AL OLVIDO

...el mundo extendido de tus ojos

curvada línea

sortilegio

tragedia de voz expandida

bajo capa de luto

quizás, bergantín

naufragando bajo el óxido

en última recalada al infierno

de los días ausentes

cuando tu presencia se hizo

necesaria

urgente

para allegar el fuego

al cirio de la memoria

en este viejo ritual

de la parvularia muerte.

Autor:

manuel muñoz astudillo.

CUMPLEAÑOS.

Todo proceso

comienza a morir el primer día.

Afirmación

difícilmente aceptable

sin ciencia alguna

solo puro y simple cansancio

de vivir

en sombra y olvido

donde  

hemos edificado nuestro nicho

realidad cuántica

que fluye

desde nuestra propia psiquis

alzando el andamiaje

adobe sobre adobe

cada eterno instante

de esta cósmica inmensidad.

FUEGO Y PALABRAS

Imágenes,

fantasmas,

dando vueltas y vueltas

en del círculo de la memoria

tal mariposas nocturnas

orbitando un agónico farol.

El color del fuego

detiene el instante y pinta el recuerdo.

Pareciera que del bracero

emergen palabas

                    y brotan

                    y estallan

alegrandonos en este encuentro

de historias y relatos

cuya vida nace y se deshace

en este breve tiempo

agazapado

en oscuros laberintos de  la memoria

junto al fuego

permanente

en la casa paterna.




Comentarios recientes

Cerrar