ART. 2º. CONSTITUCIÓN POÉTICA: SÍMBOLOS.

Vaya con la ecología.

Quien hubiera creído que en el  fin del mundo

huemul

y cóndor envistan títulos sagrados

de hecho lo son cuando cruzan raudos

la trapananda o los altos refugios de los Andes

vuelan sin dar un aleteo

sobre albas pirámides.

Lo otro

mueren de aburrimiento en el zoo de Santiago.

Desde el valle recorta el negro plumaje

sobre  azulado cielo musical

tal vez,  cruza campos

bordados de chatarra o desperdicios

ahogados en la mugre residual

de la que no se hacen cargo los privados

porque socializamos todos los desparpajos

en nombre de la Patria

y el misterio

(Leer más)

LA FERIA

manuel muñoz astudillo


Recuerdo el huso ancestral

hilvanando sueños bajo el alero,

barro y paja,

materiales puros del vientre de la Tierra

sueños  inflamando cada vuelta

bajo las manos de ese tiempo,

el que fue y es olvido,

apenas lucerna mariposa

en lunaredas de la infancia.

 

No hay diferencias con esa libertad esclava

tú y yo

hoy,

bailamos en esta fiesta

sujetos al mismo hilo que forjamos

a la mano invisible de nuestro sin destino

aunque l

a apariencia vista las noches de luna llena

y las alas se quemen

bajo el libertario disfraz que apacigua el albedrío

porque

no 

(Leer más)

DE ATLANTA, CON AMOR.


El trueno desprende paredes internas

Una palabra vuela como halcón de acero

Cuchillo que rebana el aire

Con el brillo del artero golpe

Nada parece verdadero en la mercenaria pluma

En la indolencia del éter y de la imagen

Misa negra

Ceremonia fúnebre

Para que huesos y carne del hombre

Deambulen sonámbulos

En la ópera de la inconsciencia

Escrita en el dialecto del miedo. 

EL CLAVO EN LA PARED.

En cada amanecer que se refleja

en el abisal universo de los ojos

hay deformaciones cayendo como rocío

desde el fondo de la Terra.

¿De dónde fluye este siniestro oculto en el alba?

La interrogante muere antes del ocaso.

Nadie responde.

Nadie hilvana siquiera  una vulgar caricatura.

Recuerdo la canción del loco

clavando la pared

insistiendo febrilmente hundirlo inverso.

Entonces,

al pasar alguien reclama la Democracia

el marañoso ovillo libertario ambulando sonámbulo

en el Departamento de Estado

¡quién lo dijera!

el negrito traía el clavo bajo el poncho

era de la otra muralla

pero, CNN nunca lo dijo.      

 

 

 



Comentarios recientes

Cerrar