LA ESPERA. (Título de la novela del escritor chileno Jaime Riveros.)

 

 

Extraviadamente espero

La tarde destila cemento sobre el ojo

Que cuelga de mi mano dando

                              vueltas y vueltas

Sobre el tiempo desta espera,

Sumergido

Entre sirenas que navegan nubes al garete

Sobre imaginario velero de coral

Ordeñando estrellas que aún no nacen

Para iluminar veredas en la ciudad

No fundada todavía.

 

Cuando al anochecer me inquiete tu                                                             ausencia

Te he de buscar con mi cuero ingrávido

En los rincones de otros mundos

Pintando murallas en desconocidas urbes

Para que las aves lean mis sueños

En amaneceres que aún no fueron míos.

 

RONDA A MEDIANOCHE.

Cómo arreglar camarones fantasma para pescar con cañas de lanzamiento

… espasmo a medianoche

disparo de silencio

al corazón de la cordura.

 

Con su caña de luz entre las manos

la lienza se hunde en el mar del recuerdo

tal vez muerda un pez fantasma

o la misma muerte

en su disfraz de pájaro marino

 

el juego ronda la noche

y la mente no decide su camino

lo que fue

lo que aún no ha sido

y se hunde en el abismo

húmedo

como un sudario

que oculta

cicatrices del tiempo.

 

Autor: Manuel Muñoz Astudillo.

TRAS LA CAMPANA.


Arena,

ardorosa medida del desierto

extraviada semilla arando mi pupila

en la siembra

del cotidiano llanto.

Nuestra historia

se ha escrito en cada  minúsculo

ofertorio,

casi una doliente hostia

en el cáliz del día de todos los días

sin darnos cuenta en el huracán

de señales y signos

indescifrables

a las ciegas percepciones del tumulto

y seguimos

mudos

inertes

tras el sonido de una campana

colgada al cuello de la bestia

indivisible centro deste espacio.

 

LEVANTAR UN PUENTE.


Ha sido  rotundo fracaso

horadar esta esencia

levantar un puente

que lleve a tu cuerpo

este bagaje de extrañas ideas,

policromados senderos

en búsqueda persistente,

obsesiva,

de la sombra

nítido reflejo en la piel

obscura

de luces y relámpagos extremos

donde se nutre el otro firmamento

donde es posible todo encuentro

giro eterno

orbitando nuestra visceral galaxia

suma en el sueños presente

aunque

como sabes no siempre es el mismo

a veces extravía

surcando incógnitas latitudes

infinitos límites para volver al comienzo

quizás, bipolar ejercicio de ser el otro

fuente del deseo,

en este mínimo universo

abierto sobre el perfil

(Leer más)

CUÁNTO DE TI EN TU PRESENCIA.

ha sido problema fijar deslindes

establecer realidades en el centro de la memoria

para saber a ciencia cierta cuanto veo de ti en ti.

Entonces, me ha dado por movilizar

espacios vacíos, fantasmales, 

apenas sombras,

revoloteando entre instantes ciertos,

verdaderos muros

de la urbe y su comedia doméstica.

Dime, ¿que es lo que tus párpados guardan

bajo el insomnio permanente de las calles?

¿acaso, vertientes terribles

que no alcanzo a comprender?

¿asimétricos fluidos en todos los entornos

que al final del día, nos han destazado

con natural impunidad?.

Realidad,

espejo donde afinas tus visiones 

pero, no te reflejas,

ni siquiera

(Leer más)

PUNTOS A LAS IES.

Persiste la incógnita sobre el surgimiento de la conciencia

hemos extraviado la conciencia

no somos quienes somos

ni somos quienes decimos ser

tal vez, sombras

tal vez realidad somos

- quien sabe en estos tiempos -

¿quién?

poner puntos a las ies,

la sustancia del dilema

se diluye

en una metamorfosis incoherente

balanceando andares

sobre el alambre de los dias

y lo que queda en en centro de la urbe

no es solido acero emergiendo del fuego

sino escoria

que pareciera extasiarnos

en su benevolencia. 




Comentarios recientes

Cerrar