RONDA A MEDIANOCHE.

Cómo arreglar camarones fantasma para pescar con cañas de lanzamiento

… espasmo a medianoche

disparo de silencio

al corazón de la cordura.

 

Con su caña de luz entre las manos

la lienza se hunde en el mar del recuerdo

tal vez muerda un pez fantasma

o la misma muerte

en su disfraz de pájaro marino

 

el juego ronda la noche

y la mente no decide su camino

lo que fue

lo que aún no ha sido

y se hunde en el abismo

húmedo

como un sudario

que oculta

cicatrices del tiempo.

 

Autor: Manuel Muñoz Astudillo.

AMANECERES NUEVOS

Racimo vegetal

Cuerpo oloroso

Maduro de sol

Piel

Vasija candente

Donde guardo secretos

jugo embriagador de los sentidos

De una

En una invado los sarmientos

Bebo tus galaxias

                                         (uvas

en tus pechos tibios y suaves)

Preñados de luz y silencios

charco luminoso

girando enloquecido

En este parto gozoso de vino

Y de tarde

- De aquella tarde -

Donde tejimos sueños

Para arropar amaneceres nuevos.

 

SETENTA

Setenta

bajo el deambular

sandalias

polvo y estrellas del camino

setenta,

tal vez,

breve distancia hacia

                         la resurrección,

segundos o siglos

¿a quién le importa

en este día de de los muertos?

peregrinar hacia el pasado

rompiendo deslindes

de sueños y utopías,

setenta

y solo el recuerdo es mío

en este tiempo que a nadie importa

mientras,

los gansos

permanezcan apacentando

tiempos y silencios entre la hierba.

MIRANDO LAS ESTRELLAS (autodedicado)

Hoy
no puedo siquiera
hilvanar un verso.
Por eso, he decidido
abrir el vaivén del péndulo
y detener el tiempo un instante
en la invisible piel del calendario.
Tal vez,
te he dicho mil veces
o ha estado permanentemente
en mi silencio,
este inútil afán,
que incita y excita
aunque la voz nos duela
y el susurro viva
en el túnel de la conciencia
es un hecho cierto:
los muertos
siempre,
quedamos
mirando las estrellas.

PARA TÍ

Es cierto,

este año, los aromos

alumbraron la pupila

antes de tiempo,

(prematuramente),

mínimas

lágrimas,

entibiando el invierno

en medio de la tarde

sueño o ensueño,

tal vez, alucinación,

pero,

como fuere,

el invierno permanecerá

en tu desnuda piel

sin que pueda anunciar

la primavera

en la vegetal mirada

de un aromo.

PROPIO INFIERNO

El cielo se <     > abre sobre mí

una especie de llanto

cae

y cae

hasta mis huesos

¿Qué decir?

No hay palabras sobre la pradera húmeda

ni viento que transporte mi eco

al ajeno mundo de tu oído

¿Quién escucha?

                            la vibración del silencio

des-viste mí  en-sueño

colmando el cáliz de los días que no fueron

y  se  d e s h a c e n   en ígneo aliento

como  nuevo milagro

que refresca el vientre de nuestro  infierno.

En el abismo interno yace una respuesta.

LE VOYEUR.-

 

 

 

 

Duele el instinto
Más allá de agotadas distancias
El aire es denso
Oculto

La luz escapa de su celda
Hundiendo un dedo en el costado de la noche
Un aeroplano sacude el silencio
Y desnuda la conciencia del ser

El voyeur apenas abre la cortina
Para que el párpado dilate el iris sobre la piel
y lo sumerja en el carmesí de sus visiones
Febril
Alucinado
Alarga el brazo inútilmente
Mientras
Frente a sus ojos palpita
la carne madura de su virgen.

SIETE POEMAS OLVIDADOS.-

 

Un ave rompe el silente bosque

Sueños pululan entre hojas

Son minutos de un reloj enmudecido

El anochecer sobreviene

Figuración de hambre y sed

En el transparente camino

Del libre albedrío

Todo es un cuadro impresionista

Balanceándose en la pared

Y el viejo sombrero sobre la silla

Anunciando la presencia de la voz y la palabra

II

Brazos inertes muerte callada de la roída butaca

En la habitación  resuena armónica  la única cuerda

                                                   Lúcida, prístina,

Midiendo la cúbica superficie en el metro del sonido

Una copa vacía escancia la música

Y la derrama sobre los pliegues del enlutado mantel

Entonces,

(Leer más)

DIMENSIONES.

 

I

 

Henos aquí, vereda de la vida

sendero calmado y silente

el horizonte estalla tranquilo y mudo,

el trajín doméstico 

tiende una mesa recién puesta 

para que el olvido 

haga brotar viejos milagros, 

aquellos que un día fueron 

y que, como tantas cosas olvidadas 

renacen en sonrisa de encuentro.

 

II

 

Ayer, tal vez,

el camino pintaba paisajes infinitos

sumados a golpes de altiva sangre,

aprisionaba nuestros pechos

                                          sueños eternos

desbordando párpados de amanecer

o forjadas visiones

de esta soledad cotidiana

que habremos de sentenciar

con nuestro propio epitafio.

III

 

Vivimos un sueño

ahora es el tiempo de soñar la realidad,

(Leer más)

FALSA PACIENCIA

 

No hay como darle vuelta a los asuntos

palabras que no brillan

y pierden altura como ave herida,

visiones que trastornan el entendimiento

y vuelven sin sentido todo lo claro y puro.

Mañana ,será otro día

- decimos para conformarnos -

pero esta dura cadena 

no nos libera

                 de sus acerados eslabones.

Entonces,

sonámbulos,

seguimos

haciendo surcos en el aire

donde al final

nos extraviamos

                 en nuestro propio universo

marginados

                de la realidad que muerde,

víbora esparciendo veneno,

calcinando  sentidos,

para que, 

al final,

el ojo indolente

vea por nosotros, lo que nosotros debemos ver

en medio  de esta indisoluble

(Leer más)


Comentarios recientes

Cerrar