LUNAREDAS. (Un bolero para TEMPORIA)

Estuve entre páramos buscando caminos, alisando el rastro de terruños deshechos, barro viviente en un pasado de época, carretas y mulas circundando el tiempo. El pie desnudo, calzado en el polvo sembrando trancos en andares inútiles de impreciso destino.

Marcar el Oriente alumbrando añoranzas, dejar el paisaje donde nunca estaremos, bajo cielo de espinos, cuando el sol se derrumba en el silvestre olor de hierba derramada en tus cabellos, la tarde vuelve la mirada y los últimos montes pintan sus laderas en luz de luna.

El celeste océano desborda tu cáliz y tu seno fértil expande el universo, luces y

(Leer más)

RELACIÓN DE TU CUERPO Y EL AGUA. III PARTE.


Tejiendo segundos

en la cóncava cara de los muertos

con voz madura de pretéritos responsos

susurrados al borde del silencio.

¿dónde estrá el hombre?

- me pregunto -

cuya sangre hizo florecer el desierto

donde el cuchillo del viento

anidó su eólica estructura

Vengo a levantar la casa que no existe

en cada sílaba muda

amasando el adobe doméstico

en el agua y el barro que nos viste

palabra a palabra

donde ha de morar el futuro

sepultado el invierno venidero

Pero,

tu cuerpo que no es

sino horizonte herido de la Tierra

hace aparecer vertientes

en la zandalia del

(Leer más)

RELACIÓN DE TU CUERPO Y EL AGUA. II PARTE.


Hilando  contigo los  instantes

en el reposo

de la ósea presencia de los días

mortaja fluyendo a mitad del calendario

Tu vientre que no era y era agua pura

asomada al principio de las cosas

desciende desde el fondo de mi valle

a sacudir el polvo vital de nuestros huesos.

Cohabitamos en mitad del espacio

asidos a raíces de la vida

moldeando la arcilla de tu cántaro

de insobornable aguadora del olvido

en esta hora

de gredas y rocíos.

RELACIÓN DE TU CUERPO Y EL AGUA. I PARTE.-

I.-

Desde el alba vengo

a descubrir la noche

sonámbulo de cantos vengo

embriagado de tiempo

y de un subtertáneo pretérito .

de sueños y lluvias.


Tus ojos que no eran

y eran

lunaredas extendidas en la hierba

sueño de otro sueño

noche de otra noche

donde el cauce de la Tierra

ha desatado el agua prisionera..


HOMBRE QUE OLVIDO MIRAR LAS ESTRELLAS.

Hombre que olvidó mirar las estrellas

 

 

Cuando el sol se desprenda del traje gris del alba

en el viaje de tu boca al aire,

esta insaciable sed de bebernos

se habrá perdido irremediablemente

en tu cabellera diluida por el viento.

 

El espejo de mis manos

refleja la exacta dimensión de tu cuerpo.

Paisaje o cansancio

de esta lujuria ardiendo en la epidermis.

Todo, se habrá perdido para siempre

bajo el ala de la vida

que ha detenido su vuelo de arcángel ebrio

en el ojo

del hombre que olvidó mirar las estrellas.

 

BLUE PARA UNA CIUDAD IMAGINARIA. V.-


V.-

 

Te empeñas en conjugar minutos estúpidamente

Como si no existiera un coro de fantasmas

Rodeando la edificada fatiga de la city

Olvidas

Que la Flor del Inca extravió su corola

En un pretérito imperfecto

Y fue

Como si el verbo hubiere tornado cenizas.

Tangenciamos este castigo

En el reflejo de la herida de tus calles

Alucinando vivencias de otras dimensiones

Desta realidad citadina

¿Quién detendrá los corsarios de tus ríos interiores

               hechizados por el brillo de la muerte?

Pareces harapienta Circe

Inventada por mi madre en juegos infantiles.

¿Quién puede decir a dónde reptan

Sus angustias de bestias heridas?

(Leer más)

BLUE PARA UNA CIUDAD IMAGINARIA. VII.


VII.-

 

El espacio ha sido interrumpido

Artificiosamente

Entre plaza mayor y lo profundo de la carne

Me han nacido archipiélagos húmedos

Donde el rostro oscurece más temprano

Y el beso ha detenido su murmullo

Para que los cerezos permanezcan en silencio.

 

Sobre tu voz consumida alargo mis inútiles dedos

Buscando una plegaria clandestina

Que pintan gastados labios de un muro,

Anuncia

Que  un crímen se cometerá

Antes que el gallo cante tres veces esta misma noche,

Porque el ebrio que orinaba en la palabra

Ha regresado de su alucinación indefinida

y la prostituta ha vuelto a los parques de su

(Leer más)

A VECES.


 

 

A veces, como pájaro perdido en medio del invierno

La soledad llega por las calles del pueblo

Y hace nido en la frisa del poncho de castilla

 

Oscurece las ventanas de la última cantina

Y cuenta el nombre de amigos que fueron

Tras el funeral de la fantasía

Entibiando la copa con sus propias manos

Tal vez, jamás volverán a revivir ilusiones

Fugadas en el relincho de la escarcha

Que ha detenido su galope en el portón

Donde susurramos algún poema

 

Marchitando la botella se ha ido

Sin inventar un brindis de despedida

A las tardes del estío

O al

(Leer más)

SEMÁFORO.

He recogido mis publicaciones del baúl de los escritos añejos pero con la sorpresa de encontrar  trabajo que me gustan.

 

 

Imaginario torrente

Atrae des del otro lado de la calzada

Cuando el hombre navega

Las venas de la urbe

Sin saberlo

Envejece en cada golpe de remo

 

La ciudad envejece también

En cada parpadeo del semáforo

Que suma nuestro tiempo

Como viejo contador dormido en el aire.

CUERPO SELVA


Trasparente presencia,  oceánica selva,

donde la piel madura como orquídea verde

bajo el llanto hacedor de substancia.

Sinfonía abierta estremece

la ósea transparencia del viento

y una lluvia

desborda llanto

entre  silencio y  silencio

en la pendiente andina de tus senos

Lunas errabundas emergen

allí donde se desliza el torrente de mis besos.



Comentarios recientes

Cerrar