ECO DE OTOÑO

Con afecto a Matito,

compañera de labores

en el año recién pasado.


Desde el umbral miro la calle polvorienta

en un verano perdido en el calendario,

brilla en viaje a las montañas de la costa,

más allá,  el mar,

de voz potente golpeando la playa

como a un amante apasionado,

cierro los ojos y siento

la brisa marina perfumar de sal mis labios.

El umbral no está,

la calle de tierra

se ha ido tras su propia huella,

el tiempo ha borrado la imagen

y solo un quebrado eco resuena en el otoño

que ha caído sobre el pecho.

HUBO TIEMPO

En Quirihue

Hubo tiempo

Para deshojar esquinas

En la plaza

Inventábamos futuros errantes

Orbitando inútiles sueños

Explorando un breve gesto

Una mirada

Oculta en las palmeras

Porque

Hubo tiempo

RECUERDO

Mi padre dijo 
nada ha vuelto a crecer
en luna de cuarto menguante
y después 
de la última palabra
marchó incógnito
sobre un espacio sin medida 
pero, justo en ese mismo tiempo 
las clavelinas
que pintaban el aire
cuando el agua brotaba de su mano
también se fueron
y apenas son 
policroma nube
en viaje sin destino.
Como tantas otras cosas etéreas, 
un silencio
ha permanecido ardiendo
sobre la piel del invierno.


manuel muñoz astudillo

POST MORTEM II.-

Mi padre dice,

nada ha vuelto a crecer

en cuarto menguante,

y después de la última palabra

marchó de incógnito

sobre un espacio

sin medida ni tiempo

mientras, las clavelinas

que hicieran un círculo

cuando el agua brotaba de su mano

son ahora

una policromada nube

en viaje sin destino.

Así vino un silencio eterno

ardiendo

permanente

sobre la piel del invierno.

FUEGO Y PALABRAS

Imágenes,

fantasmas,

dando vueltas y vueltas

en del círculo de la memoria

tal mariposas nocturnas

orbitando un agónico farol.

El color del fuego

detiene el instante y pinta el recuerdo.

Pareciera que del bracero

emergen palabas

                    y brotan

                    y estallan

alegrandonos en este encuentro

de historias y relatos

cuya vida nace y se deshace

en este breve tiempo

agazapado

en oscuros laberintos de  la memoria

junto al fuego

permanente

en la casa paterna.




Comentarios recientes

Cerrar