RELACIÓN DE TU CUERPO Y EL AGUA. III PARTE.


Tejiendo segundos

en la cóncava cara de los muertos

con voz madura de pretéritos responsos

susurrados al borde del silencio.

¿dónde estrá el hombre?

- me pregunto -

cuya sangre hizo florecer el desierto

donde el cuchillo del viento

anidó su eólica estructura

Vengo a levantar la casa que no existe

en cada sílaba muda

amasando el adobe doméstico

en el agua y el barro que nos viste

palabra a palabra

donde ha de morar el futuro

sepultado el invierno venidero

Pero,

tu cuerpo que no es

sino horizonte herido de la Tierra

hace aparecer vertientes

en la zandalia del

(Leer más)

LA ESPERA. (Título de la novela del escritor chileno Jaime Riveros.)

 

 

Extraviadamente espero

La tarde destila cemento sobre el ojo

Que cuelga de mi mano dando

                              vueltas y vueltas

Sobre el tiempo desta espera,

Sumergido

Entre sirenas que navegan nubes al garete

Sobre imaginario velero de coral

Ordeñando estrellas que aún no nacen

Para iluminar veredas en la ciudad

No fundada todavía.

 

Cuando al anochecer me inquiete tu                                                             ausencia

Te he de buscar con mi cuero ingrávido

En los rincones de otros mundos

Pintando murallas en desconocidas urbes

Para que las aves lean mis sueños

En amaneceres que aún no fueron míos.

 

SEMÁFORO.

He recogido mis publicaciones del baúl de los escritos añejos pero con la sorpresa de encontrar  trabajo que me gustan.

 

 

Imaginario torrente

Atrae des del otro lado de la calzada

Cuando el hombre navega

Las venas de la urbe

Sin saberlo

Envejece en cada golpe de remo

 

La ciudad envejece también

En cada parpadeo del semáforo

Que suma nuestro tiempo

Como viejo contador dormido en el aire.

DEL RECUERDO


Abrir página tras página

tal las  hojas se abren en otoño

trenzando el tiempo,

urdiendo cadenas sobre el verbo,

palabra que es todas las palabras,

allí donde el polvo baila

en cada paso alrededor del caminante,   

dominios solares

una pizca apenas

un aliento

y esta tierra muerta vive

envuelta en pretéritas fantasías

lejano candil

cruzando amaneceres

en vastas praderas del recuerdo. 

CULPANDO A STHEFEN HAWKING

El desencanto

se desliza inocentemente

en el tobogán del tiempo

Apenas un niño que mira hacia el infinito

y pretende asir el Sol

entre sus dedos

¿Cómo entender el principio de las cosas?

Tal vez, el Verbo

Solo ha sido un eterno adjetivo

rondando la mente

Toda la masa es igual a la energía

Y por tanto

el resultado de esta ecuación es 0

Donde Dios

no tiene espacio para su corte celestial

Ahora,

            nada obtengo con entrar en angustia

y sentir

que alguien ha sustraído mi escalera

culpando a Sthefen Hawking

de esta desgracia.

ENTIENDE, AMOR

 

 

 

 

 

 

Entiende, amor,

sucede algunas veces
que a este hombre inconcluso
de ocho a diez horas
 nunca de todas las horas
Invertebrado
en tiempo y distancia
perdido sin destino
terrenal y simple como uva madura
(así tú eres que de repente te pierdes
diluida en calles
y esquinas de la urbe)
Este hombre, amor,
empapado hasta los huesos
con la pena de un viejo
desamparado en la resaca
este hombre, amiga,

deja caer la piel
como ave negra reventada de nubes
y de miedo
a la eternidad de la ausencia.

POST MORTEN VI.-

Me propongo jugar

en la bufanda de los días muertos

de esos en que la lluvia arrastra 

oscuras sílabas 

para agonizantes voces

dibujadas 

por una moneda

en la fuente

                     donde emerge

el rostro de ese tiempo

que jamás estuvo entre nosotros.

DIMENSIONES.

Blue Moon

Los dados ruedan sobre la mesa
ciegos andamundos
en el altar de las quimeras
cabalgando astros extraviados
en proscritos destinos
donde el ayer y el hoy
de los ausentes nacen

el mismo dia

fluyendo 
tras ventanas de otros rincones
que jamas alcanzaremos
porque el olvido

es nuestra esencia
y el sendero a tu espacio
ha quemado mis naves y tu puente.

EL PASO DEL TIEMPO

El paso del tiempo Óleo Lienzo

*El paso del tiempo > 


El tiempo

toma medidas

y nos hace un ajustado traje

a gusto de esta madre nuestra

que cocina todos los eventos,

algunos,

acostumbran a llamarlo destino

sin conocer su sexo

del que  se ufanan 

con obscena vulgaridad.


El tiempo

nace con nosotros 

donde se planifica cada instante

pero,

solo nos damos cuenta en el ultimo respiro,

justo momento

al final de nuestro encuentro.


Entonces,

damos el inicio a la verdadera aventura

sin pascuas ni cuaresmas

que vengan a confundir el espiritu

por lo que ruego tengas paciencia

amada,

aun no

(Leer más)

HASTA AGOTAR STOCK

 

 

Cálido recuerdo:

 jarra latiente

                     amargo trigo

                         alrededor del fogón

en alguna noche de infancia

bajo el dulce tono

                de la palabra paterna

Hoy,

la realidad subleva

este almacén de tiempo y recuerdos

desbordando alacenas

donde

estoy esperando

tu

decisión

de comprar

mis palabras y mis segundos

hasta agotar stock.

 

 



Comentarios recientes

Cerrar