Lee artículos escritos sobre urbe en otros sitios

BLUE PARA UNA CIUDAD IMAGINARIA. V.-


V.-

 

Te empeñas en conjugar minutos estúpidamente

Como si no existiera un coro de fantasmas

Rodeando la edificada fatiga de la city

Olvidas

Que la Flor del Inca extravió su corola

En un pretérito imperfecto

Y fue

Como si el verbo hubiere tornado cenizas.

Tangenciamos este castigo

En el reflejo de la herida de tus calles

Alucinando vivencias de otras dimensiones

Desta realidad citadina

¿Quién detendrá los corsarios de tus ríos interiores

               hechizados por el brillo de la muerte?

Pareces harapienta Circe

Inventada por mi madre en juegos infantiles.

¿Quién puede decir a dónde reptan

Sus angustias de bestias heridas?

(Leer más)

RÉQUIEM POR LA CITY.





quiem por la city.

 

 

Un ángel maldito ha tapado el sol

Con ala negra

Los rayos son lanzas oscuras

Y trisan los párpados de la ciudad insomne.

En el letargo de la noche respira

Por la herida abierta en su costado

Escarcha de angustia cae

Por los reflejos rotos ahogando vitales signos

Son estertores primarios de una muerte aproximada

Saeta hundida en el corazón de sus calles

Donde ciegos, inútilmente incapacitados de luz

Pululan sin darse cuenta

Del sangramiento cotidiano de la moribunda

 

Un perfume de invierno recorre a lo largo del día

El ojo permanece absorto

Esparciendo cenizas

(Leer más)

BLUE PARA UNA CIUDAD IMAGINARIA. CANTO III.-


BLUE PARA UNA CIUDAD IMAGINARIA.


CANTO III

 

IX

 

Con torpeza de aromo florecido en invierno

                                                 Corro a la vida

Disfrazada en una esquina cualquiera

                                                Deste tiempo áspero

Entretanto,

                   el camino duele olvido

De cuerpo acorralado

                                                     Desnudo

De piel y agua

Entre  humeante inmundicia

guarida

impregnada

                    En feculentos desgarros

rescatado raciocinio  desta fabula

Donde mi costado delira

                                 De aberturas inútiles

Y la ciudad se mueve lentamente

Hacia  el estercolero

                           osario de  apacibles herbajes.

 



X

 

Antiguos propósitos se agitan

                          en el lado oscuro de los ojos

La pupila

grieta abierta en el cemento

Para que germinen herrumbres

Amasadas en medianoche de una

(Leer más)

BLUE PARA UNA CIUDAD IMAGINARIA. CANTO II.-

 

BLUE PARA UNA CIUDAD IMAGINARIA.-

 

CANTO II

 

VI

 

Desde el fondo de mariposas oscuras

                                                             OBSERVO

Las heridas de esta ciudad moribunda.

 

Laberintos vagabundos regresan a su sombra

Y el aliento rictuoso enmascara el silencio

 

Alguna vez

crepitó un fuego  venerable

Embriagando de vida el halo lírico

En infinitas vibraciones.

 


VII

 

Allí,

donde alguna vez los labios

                                       Hicieron de la sílaba

Multiplicación infinita de sonidos

Y la sangre brotó                

de manantiales dulces

Para que el peregrino  saciara sus apremios

                                   No queda nada

                                   Cuantiosamente nada

                                   De hojas o gusanos

Y sin embargo allí, sigue todo

En viaje al infierno:

Cuchillo llameante, para

(Leer más)

MUROS DE MI BARRIO.


Me gustan los muros de mi barrio

barnizados de tiempo

y olvido

ásperos muros de voces abiertas

penetrando el ojo

al obscuro sendero a la mente.

Tal vez,

canción amasada en el recuerdo

grito desgarrado

oración de rojas araucarias

ladrillo sobre ladrillo

como herida de urbe sangrando inerte

en el rostro de esta ciudad

que abre viejas murallas

al discurso del tiempo. nuestro


manuel s. muñoz a.

 

 

PASEO NOCTURNO


El camino se oculta en la niebla

Una ventana iluminada titila

En un cielo inexistente

De una ciudad inexistente

Donde el vaho de la bestia

Ha devora hasta los cimiento del alba

Solo el aliento se presiente

Golpeando baldosas de esta ciudad

Donde  los ojos 

Desangran el silencio.

 

 

 

CALLE DONDE AÚN NO DESPIERTO. (para quien sabe)

hay una calle de Santiago

que nunca he recorrido

donde mis ojos no han pintado

muros

un graffitti revolucionario

o medido

el dosel de sus mamparas

calle ignorada,

sin baldosas ni cemento,

de aire y sueño

una calle de Santiago

que no me ha sorprendido

llevando tu mano,

que no existe en Santiago,

porque Santiago no existe

sin que lleve tu mano

por una calle

donde aún no despierto.

 



Comentarios recientes

Cerrar